Tàndem Psicoterapia, es un equipo de psicoterapeutas que desde el 2002 tiene entre sus objetivos el de acercar la psicología a los distintos entornos sociales, y el fomentar la integración de diferentes enfoques teóricos en el trabajo psicoterapéutico.

La creación de esta web responde al intento de dar a conocer algunos de los enfoques o escuelas de psicoterapia existentes, con los que nuestros profesionales trabajan.Actualmente la psicoterapia corre el riesgo adoptar una lógica biologicista basada únicamente en la sintomatología y el diagnóstico solapándose así a la ciencia médica.

Este proceso puede llevar a renunciar a la propia identidad de la psicoterapia como algo distinto a la intervención médica, privando así a la población de un recurso terapéutico diferente del basado en la medicina para intentar dar respuesta a los problemas humanos.

Nuestro enfoque psicoterapéutico, se aleja del basado en intervenciones rígidas, aplicando un único tratamiento estandarizado para cada tipo de problema olvidando la singularidad de cada individuo y de su entorno social. De otra manera sería imposible abarcar todos los casos que pueden encontrarse en terapia.

No se trata de volver a las antiguas disputas entre la medicación y la psicoterapia, o entre la psiquiatría y la psicología, la farmacología es muy útil en determinadas situaciones, pero no ha de excluir otro tipo de intervenciones, negando así al paciente de una posibilidad diferente de afrontar sus problemas.

Entendemos que, ya que son muchas las posibilidades ofertadas entre estilos y formatos de psicoterapia, la persona que acude a terapia debe conocer de antemano los distintos enfoques. Evidentemente no trataremos de ser exhaustivos en cuanto a describir todas las posibles escuelas ya que esto sería una tarea imposible, y nos centraremos en algunos modelos dentro del constructivismo, el planteamiento en auge en la filosofía de la ciencia actual.

La visión constructivista, en el ámbito de la psicoterapia ha permitido la superación de la mayoría de los supuestos implícitos de los enfoques clásicos, como el asumir un modelo médico basado en la autoridad del terapeuta y la concepción del trastorno mental como un fenómeno intrapsíquico más que psicosocial.

Partir de una postura constructivista supone que los distintos enfoques que aquí se resumen, son perfectamente compatibles entre sí, el uso de técnicas o conceptos de cada uno de ellos, permite realizar una psicoterapia integradora adaptada a cada momento y a cada paciente.